Cómo ir de Río a Búzios – Un paraíso para el turista internacional

Al elegir Brasil para tus vacaciones, lo primero que debes hacer es averiguar cómo ir de Río a Búzios, porque estos destinos no pueden faltar en tu lista. Dado que ambas ciudades son reconocidas mundialmente por sus encantos turísticos, conseguir una empresa seria y responsable que se encargue de los traslados y te ofrezca atractivos paquetes a los lugares más emblemáticos de la región no te resultará difícil.

Unos días en Búzios te permitirán deleitarte con una gran variedad de deliciosas playas, todas muy cercanas entre sí. Estas ofrecen arena blanca y aguas cristalinas, frías o calientes, según el origen de la corriente que las alimenta. Y, por supuesto, en materia de deportes acuáticos encontrarás la más amplia diversidad.

 

Cómo ir de Río a Búzios

 

La forma más fácil y popular de llegar a Búzios es contratar un servicio de transporte; ya que, la  ciudad se encuentra a unos 176 km de Río de Janeiro. Así, aproximadamente por 3 horas, dependiendo del momento del día, podrás relajarte y disfrutar del paisaje, viajar con comodidad y seguridad, compartir con los otros pasajeros y despreocuparte de la conducción, sin riesgo de equivocar la ruta.

Estas empresas, por lo general, recogen a la gente en el aeropuerto o en su hotel, los montan en unidades en excelentes estado, con aire acondicionado, televisor, una póliza de seguro del pasajero, servicio de wi-fi y de rastreador satelital, conducidas por choferes de experiencia y los trasladan hasta la pousada de su elección en el lugar de destino. De igual modo, hacen al regreso, cuando, ya satisfechos, los turistas regresan a casa.

El servicio funciona sin importar la hora a la que llegue el vuelo y su coste dependerá del tipo de vehículo requerido. Lo cual, a su vez, será en función del número de personas que te acompañen. Y si a pesar de lo dicho prefieres autonomía, entonces alquila un automóvil y conduce tú mismo a la paradisiaca Búzios.