Servicio de grúas para grandes proyectos

Peligros de la sobrecarga de las grúas

El servicio de grúas conlleva una gran responsabilidad. El mal uso de estos vehículos, y específicamente, su sobrecarga, es una de las causas más comunes de accidentes. La gravedad de dichos acontecimientos es variable y puede conducir a la muerte de personas y a la destrucción de propiedades.

De acuerdo con la Superintendencia de Seguridad Social de Chile, la construcción ocupa el segundo lugar entre los sectores donde se producen mayores muertes en el trabajo. Este panorama no es diferente en cuanto a accidentabilidad, ya que destaca por sus índices ascendentes.

En este sentido, el exceso de carga en una grúa es un grave error que puede producir consecuencias lamentables. De allí que, a pesar de la habilidad que demuestre el operario al conducirla o de la aparente ausencia de riesgos, deba evitarse en todo momento recurrir a dicha medida.

La sobrecarga de una grúa no se produce únicamente por la falta de formación de quienes la manipulan. El extremo opuesto, es decir, el exceso de confianza en el conocimiento y habilidades propias, también conduce a cometer este error. En consecuencia, se convierte en una tentación para el operario que desea agilizar el trabajo y se cree capaz de superar la capacidad permitida sin ocasionar accidentes.

Sobrecarga de las grúas

Consecuencias del exceso de carga en grúas

Las consecuencias de la sobrecarga de un camión grúa abarcan diversos aspectos. Por una parte, se trata de una violación a la normativa que regula la conducción de estos vehículos. Por ende, quienes cometan dicha infracción se exponen a la aplicación de sanciones, incluso cuando no ocurran accidentes.

Por otra parte, se trata de una medida que pone a prueba la resistencia y desempeño de ciertas partes del vehículo. Al exceder el peso recomendado en la carga que se puede transportar, se altera la distancia de frenado y el conductor no es capaz de calcular apropiadamente el tiempo exacto para realizar dicha acción.

La sobrecarga también puede ocasionar que la grúa se vuelque. El incremento en el peso, obliga a los neumáticos a calentarse más de lo normal y, por ende, no garantizan la misma estabilidad.

Y a todo lo anterior, se suma la dificultad de maniobra que representa un vehículo que transporta a una carga superior a su capacidad. Por eso, al contratar un servicio de grúas es indispensable tener certeza de la responsabilidad y buena reputación de la empresa que lo ofrece. Esa es la mejor forma de garantizar que el trabajo será realizado aplicando las medidas de seguridad más idóneas.

Transporte de maquinaria pesada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *