El absentismo laboral en las empresas a examen

El absentismo en el puesto de trabajo hace referencia a los momentos en que un empleado se ausenta de su puesto en el horario de trabajo bien sea por causas justificadas reconocidas legalmente (incapacidad temporal, permisos relacionados con la actividad sindical…) injustificadas (retrasos, salir a fumar, recados…) u otras causas que debemos priorizar (cuidado de los hijos o bien de personas mayores, etcétera).

A estos tipos de absentismo hay que sumarle otro más: el absentismo presencial, que consiste en acudir al trabajo aunque dedicando parte de la jornada a actividades que no guardan relación con las tareas propias del puesto que se ocupa. Consultar páginas web y utilizar el e-mail con fines personales son prácticas comunes

Hoy asociamos el absentismo presencial al uso de las nuevas tecnologías, sin embargo su práctica es muy antigua. En épocas pasadas consistía en leer el periódico en horas de trabajo o bien hacer llamadas a amigos y familiares.

Un elevado absentismo laboral puede contribuir a reducir la productividad de una empresa, provocarle problemas organizativos y generarle altos costos, ya que hay que cubrir el puesto del absentista, su ausencia puede provocar que haya maquinaria que no se utilice, etcétera.

Distintos tipos de absentismo laboral

Como hemos dicho, pueden presentarse varios tipos de absentismo laboral:

  • Absentismo justificado. Cuando la compañía está sobre aviso anteriormente de la ausencia del trabajador.
  • Absentismo no justificado. El más preocupante, puesto que supone el abandono del puesto de trabajo sin autorización anterior y expresa de la compañía.
  • Absentismo virtual. se genera cuando, a pesar de que el empleado sí asiste a trabajar, dedica diferentes unas partes de su tiempo a efectuar tareas que no son propias de su actividad laboral.

Causas principales del absentismo laboral

El absentismo laboral no solo depende de problemas médicos (los TME suponen el ochenta y dos por cien de las bajas por IT), sino está condicionado por diversos factores.

Factores del entorno, una cultura en la que no se concilia el horario de los colegios, de los organismos oficiales y públicos, etcétera, con el de las compañías.

La mayoría de las visitas médicas se realizan en un horario que coincide con el que la mayoría de las empresas.

Ausencia de modelos de premios y ascensos centrados únicamente en el mérito.

Sentirse correctamente retribuido, lo cual puede afectar tanto a la actitud personal, como a la relación con los empleados por posibles problemas de agravios comparativos.

Agotamiento por excesiva carga de trabajo.

El Congreso de los Diputados aprueba la regulación del registro de jornada laboral a diario

El Congreso ha debatido el último año sobre los aspectos legales y la obligatoriedad o no del registro de la jornada laboral de los trabajadores. Hace poco se aprobó en el Congreso la reforma del Estatuto de los Trabajadores. Esta reforma obliga a las distintas empresas a realizar un seguimiento y registro de la jornada laboral de sus trabajadores. Esta medida se haría extensible probablemente también a la totalidad de la plantilla.

Las razones de esta reforma del artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores se fundamentan en la necesidad de reducir y controlar las horas extraordinarias (remuneradas o bien sin retribuir) en en las empresas. Según diversos estudios en los últimos años se ha detectado un aumento de estas horas, pues desde 2008 a 2016 se pasó de seis millones de horas extras a sólo 2,8 millones.