La limpieza de parking en las comunidades

limpieza de parking

Obviar tener que llevar a cabo el servicio de la limpieza de parking es un aspecto bastante frecuente en una comunidad. Teniendo en cuenta, por una parte, que es un emplazamiento que no se encuentra a la vista de nadie, así como el hecho de que para acceder a él normalmente hay que bajar al subterráneo, es perfectamente comprensible que esto pueda llegar a ocurrir.

Sin embargo, a pesar de todo lo expuesto anteriormente, el aparcamiento de una vecindad debe contar con los mismos servicios de ablución e higiene que cualquier otra zona común, pues, de no ser así, se convertiría en un lugar clave para la aparición y anidación de animales e insectos.

¿Cómo llevar a cabo el servicio de limpieza en un parking?

En este tipo de emplazamientos, además de la suciedad generada por los factores normales, hay que añadirle la provocada por los vehículos. Y es que, debido al humo que sueltan por el tubo de escape, o la grasa que se puede desprender por cualquier motivo, las manchas y el nivel de residuos se ve incrementado considerablemente.

Para combatirla no es suficiente con llevar a cabo esta tarea un momento concreto, pues la acumulación de la basura y desechos sólidos requieren de un trato mucho más específico y frecuente. Por ello, se debe estudiar, según el cliente, qué tipo de periodicidad necesita su garaje. En función de los materiales del suelo y de la amplitud del lugar, tendrá que llevarse a cabo con mayor o menos frecuencia y con unos productos u otros.

Es muy importante, en este aspecto, la comunicación entre el cliente y la empresa pues planificar se convertirá en un elemento clave para lograr los resultados más óptimos posibles. Los tiempos que se suelen establecer entre una y otra varían, y pueden ser: semanales, quincenales, mensuales e, incluso, anuales.

Una adecuada limpieza de parking requiere…

  1. Higienizar los muros, las columnas y las esquinas.
  2. Desempolvar las entradas y salidas del emplazamiento.
  3. Eliminar de telarañas y otros restos de animales.
  4. Barrer la superficie por completo, sin obviar ninguna superficie.
  5. Tirar la basura de las papeleras y reponer la bolsa de las mismas.
  6. Fregar el suelo, con las herramientas adecuadas, previamente mojado con mangueras.
  7. Secado del emplazamiento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *