Cómo asegurar cada paso en la inversión online

Pexels

Hay una máxima en economía y finanzas que todo inversor ha de cumplir independientemente de cuál sea su perfil de riesgo. Da igual que seamos propensos a asumir operaciones con riesgo que por el contrario seamos conservadores y prefiramos operaciones más sencillas. Siempre, siempre, hemos de cumplir una regla de oro: “maximizar la rentabilidad minimizando el riesgo”, como apuntan desde 1000extra, inversión segura.

Bajo esta norma subyace la idea de que nuestro trabajo radica en ganar la mayor cantidad de dinero, pero tratando siempre de que sea sin exponernos a más riesgo del que seamos capaces de asumir. Es por esto que desde el minuto cero hay que diseñar una estrategia de inversión, un método que contenga etapas o procesos que nos ayuden a evitar riesgos innecesarios.

Cada inversor podrá definir sus pautas, pero nosotros proponemos las siguientes.

La curva de aprendizaje

Por curva de aprendizaje se conoce al proceso de aprehensión de los procedimientos para operar con garantías en cualquier mercado: cuando llegamos de novatos y no conocemos la casuística, necesitamos de unos plazos para entender cómo funciona cada proceso. Para unos inversores será más largo, y para otros será más corto, pero de una manera u otra hay que respetar los tiempos y evitar entrar a operar sin la fiabilidad necesaria.

Las distintas plataformas financieras que encontramos online disponen de una herramienta magnífica para calibrar en qué momento de esta curva estamos: los simuladores.

Estas herramientas lo que nos permiten es operar en tiempo real en cualquiera de los mercados secundarios sin tener que jugarnos nuestro dinero, comprando y vendiendo de manera virtual con dinero ficticio.

Esto nos va a facilitar entender cómo funciona cada mercado y cómo va cada uno de los procesos. Si nos equivocamos en una compra (compramos muy tarde, o demasiado pronto antes de que cambie la tendencia), no pasará absolutamente nada, dado que no habrá dinero real en juego.

Órdenes de stop&loss

Cuando invertimos en bolsa es toda una obligación coger el hábito de fijar órdenes de stop&loss en cada compra que ejecutemos.

Estas órdenes lo que nos permiten es marcar de antemano cuál puede ser la mayor pérdida que estamos dispuestos a soportar, con lo que incorporamos un dato de certeza en nuestra inversión.

La orden solo se ejecuta si el valor alcanza el precio de cotización que hemos indicado, lo que deriva en que vendamos automáticamente.

Las calculadoras

En el mercado de divisas, conocido habitualmente por sus siglas en inglés, Foreign Exchange –Forex- disponemos también de calculadoras que nos hacen mucho más fácil el trabajo, y nos ayudan a minimizar el riesgo.

Su labor principal es ayudarnos a hacer cálculos complejos, como por ejemplo el efecto que tiene sobre nuestra inversión las comisiones de entrada, o por otro lado la rentabilidad mínima que necesitamos para ganar dinero.

Las hay de distintos tipos, pero todas son ventajas para cualquier usuario. De cara a minimizar el riesgo en forex, son sin duda la mejor ayuda que nos podemos encontrar.