¿Cómo funciona una planta de tratamiento aguas residuales?

Las aguas residuales son el resultado de los desechos de la actividad doméstica, industrial y comercial, cuya apariencia es bastante contaminada y sucia. Este producto del uso del agua ha traído graves problemas a nivel ambiental es por ello que en muchos países se cuenta con tratamiento aguas residuales para devolverla al medio ambiente con sus propiedades naturales y en mejores condiciones.Bacth #3779

Para dicho proceso es indispensable contar con expertos en el tema, ya que están capacitados para aplicar una serie de conocimientos y tecnologías en el procedimiento de depuración y limpieza del agua.

Esto se lleva a cabo en una planta de tratamiento de aguas residuales y conlleva una serie de etapas: preliminar, secundaria, terciaria y desinfección.

En la etapa preliminar se deben cumplir dos funciones básicas: regular el caudal por donde entra el agua y realizar una extracción de los desechos sólidos de gran tamaño. Usualmente para llevar a cabo estas funciones se utiliza rejillas o mallas. Seguidamente, el agua pasa a la segunda etapa donde a través de bacterias se convierte la materia biológica en una masa biológica sólida donde es removida o separada del agua.

En la etapa terciaria se aplican una serie de productos para la extracción de contaminantes específicos, como los detergentes que fabrican las grandes industrias y son desechados. En la etapa de desinfección se utiliza otros productos para eliminar del agua agentes bacterianos y parasitarios.

Finalmente, el agua es conducida a otros espacios donde se sigue teniendo en reposo para que el lodo y otros elementos se eliminen por completo y así canalizar al agua para el uso humano.

El tratamiento de aguas residuales debe garantizar que las personas al entrar en contacto físico con el agua tratada no manifiesten enfermedades o problemas dermatológicos, además debe asegurar que dicha agua no incrementará la contaminación ambiental en un determinado lugar.