Escribir novelas románticas cortas puede resultar tan complicado como cualquier redacción extensa, debido a que el contenido debe desarrollarse de forma que mantenga el interés del lector hasta producirse el desenlace. Además, generalmente estas disponen de legajos de por lo menos 150 páginas. Suelen tratarse de amores intensos con la interposición de amantes dispuestos a…