Formación seguridad alimentaria, evite accidentes disminuya el riesgo

formación seguridad alimentariaLas empresas que trabajan con manipulación de alimentos que forman parte del sector alimentario, tienen riesgos altos para sus empleados, sobre todo los restaurantes que tienen muchos objetos y situaciones de peligro en el desarrollo de sus actividades, es muy importante la formación seguridad alimentaria de los empleados para fortalecer los sistemas de higiene, salud y seguridad a nivel interno y externo.

La venta de alimentos es muy delicada, por lo general, cada país debe conceder un registro de sanidad que avala a la venta de productos de una determinada empresa que cuenta con los sistemas de seguridad mínimos exigidos, sin embargo, la conciencia de cada empresario debe ir más allá y entender la importancia de formar al personal para evitar accidentes y problemas de salud pública.

La higiene personal y otros factores en la manipulación de alimentos

Todo empleado debe conocer los procedimientos para manipular alimentos, debe existir un sistema de higiene personal que evite la contaminación de gérmenes o bacterias de los alimentos, al mismo tiempo deben capacitar al personal para emplear bien los instrumentos y en el caso de las cocinas o restaurantes mantener un estado de limpieza profundo y evitar la congregación de muchas personas en un área delicada.

Formación preventiva

1.- Caídas: Limpieza inmediata de cualquier producto resbalante, colocación de un revestimiento firme en áreas resbalosas, utilización de zapatos e indumentaria adecuada e instalación de rejillas de desagüe para facilitar las tareas.

2.- Heridas: Correcto mantenimiento de los utensilios, mangos antiadherentes, utilización de guantes de malla en casos que lo amerite y empleo correcto de las máquinas auxiliares.

3.- Quemaduras: Utilizar guantes protectores, establecer una zona de utensilios con altas temperaturas, controlar el manejo de los fuegos e introducir correctamente los alimentos en agua o aceite hirviendo.

4.- Choques eléctricos: Revisión constante de los aparatos que manejan electricidad, evitar la utilización de estos artefactos con las manos húmedas, revisión de las conexiones a la corriente y proveer un sistema de aterramiento adecuado.