Dudas, no sigas con ellas, prueba de paternidad durante el embarazo

En ocasionas existen parejas que durante el embarazo tienen dudas de la verdadera paternidad foto y futuro hijo que nacerá. Esto puede ser debido a que existen dudas de infidelidades o relaciones que puedan haber dado consigo un embarazo. Se puede conocer la paternidad del feto y para ello existe la prueba de paternidad durante el embarazo.

Esta prueba se puede realizar de dos métodos diferentes una de ella es una pruebas invasiva, es decir es necesario tomar muestras del líquido amniótico o de la placenta y otra novedosa prueba en la que no es necesario nada de estos. Esta prueba es totalmente no invasiva, es decir, la salud y el bienestar del feto siempre estará salvaguardado.

No invasiva, segura y muy eficaz

La prueba de paternidad durante el embarazo no invasiva, se basa en tomar muestras de la sangre de la madre. Mientras dura el embarazo y a través del cordón umbilical, la madre le proporciona al feto todos los nutrientes que necesita y existe un intercambio de sangre entre ambos. Es decir sangre del feto pasa a la madre, esto es lo que se necesita para saber o conocer la verdadera paternidad del feto.

Se extrae sangre de la madre y se analiza para detectar esta pequeña cantidad de sangre del feto. De ella se extrae el ADN que será comparado con el del supuesto padre. En caso de coincidencia se puede determinar que la probabilidad de la paternidad está por encima del 99,9 por ciento. En caso negativo se determinar con total seguridad la exclusión de la paternidad.

La enorme ventaja de esta prueba, además de que no es invasiva, es que se puede realizar desde la novena semana de gestación, por lo que es muy efectiva y se puede realizar muy pronto.

La única desventaja de esta prueba es que no se puede realizar en gestaciones o embarazos múltiples.

Esta prueba, una vez tomada la sangre de la madre, se envía al laboratorio y en tan solo 9 o 10 días hábiles se obtienen los resultados.