Magia casera

En este artículo me gustaría hablar de la magia. Por magia podemos entender varias cosas, así que antes de continuar, vamos a establecer de qué clase de magia vamos a hablar aquí.

Por un lado tenemos la magia del ilusionista, consistente en trucos con cartas, o con cualquier objeto pudiendo ser uno mismo (como ejemplo actual, la magia que hace Dynamo el Mago, eso es ilusionismo) y por otro lado están los conjuros de magia.

Estos se realizan con la finalidad de modificar alguna corriente de energía para mejorar una situación.

Magia desde la antigüedad

Magia caseraNo es ningún secreto que la magia se ha venido utilizando desde la antigüedad, siempre ha estado muy presente en nuestra vida cotidiana, y casi siempre estaba en poder de unos cuantos, de una minoría.

Con el paso de los siglos, en nuestra sociedad aún podemos encontrar algunos hechizos caseros útiles para solucionar determinadas situaciones incómodas de nuestro día a día. Los hechizos caseros normalmente se hacen a partir de “ingredientes” normales, nada de ojos de tritón ni nada de eso, básicamente sal, agua …

Veamos algunos ejemplos prácticos.

Hechizos protectores

Mil imágenes de amorHechizo para alejar vecinos incómodos. Seguro que más de uno padece este caso de estar aguantando vecinos que no son tan agradables como uno desearía. El hechizo para alejar estas pequeñas molestias. Tomemos los siguientes ingredientes: 1 taza de sal, 1 taza de harina, 7 gotas de vinagre, y tomar lo necesario de hilo resistente.

La idea es hacer una masa y con esa masa bolitas que luego ensartaremos con el objetivo de crear pulseras protectoras que colocaremos en cada ventana y en la puerta de la casa. Al finalizar recitaremos una oración para que tengan en efecto. Si lo hacemos bien podemos ver cómo rápidamente eliminamos esas malas vibraciones procedentes de los de al lado.

Uno de los más populares en estos tiempos es aquel que nos sirve para conservar el trabajo. Desgraciadamente en estos años de crisis vivimos a veces situaciones complicadas en los puestos de trabajo donde las tensiones hacen saltar las crispaciones y la situación se llena de un ambiente psicológico que acaba con una situación a veces insostenible para el trabajador.

El hechizo nos sirve para protegernos de las malas compañías. Confeccionaremos una bolsita en la que tenemos que introducir una cucharadita de sal fina, además de un mechón de pelo de perro consagrado a San Roque, unas hojas de ruda macho y una moneda de 5 ó 10 céntimos. Para conseguir el objetivo tendremos que llevar la bolsita siempre encima.

Es más común encontrar hechizos de protección contra males que aquellos que sirven para perjudicar a otro. Porque en este tipo de magia prima la protección.