Claves para la gestión de ayuda domiciliaria

Una de las cosas más importantes respecto a las personas de edad avanzada es el hecho del declive tanto físico como psíquico. Es importante reconocer que estas capacidades no vuelven nunca a su estado óptimo, una vez que comienzan a decrecer a un ritmo acelerado, sin embargo, este proceso puede ser ralentizado significativamente gracias a la ayuda domiciliaria.

Senior woman is visited by her doctor or caregiver

Esto no es más que el servicio prestado para proporcionar facilidades a las personas con dependencia, es decir, aquellos que no pueden vivir su día a día por sí mismos. Para este caso, nos importa resaltar el alto valor que posee para la comunidad de personas mayores muy especialmente, ya que es en esta etapa donde se presentan diversas dificultades.

Una de las cosas de mayor envergadura, además del declive en la fortaleza física, es la aparición de la pérdida progresiva de la memoria (Alzheimer), la cual es una enfermedad mental, degenerativa, dificultando de manera intensa el día a día de quien la padece, puesto que las cosas más cotidianas e incluso información recibida un par de minutos antes, puede perderse y ser imposible de recordar.

Gracias a los servicios domiciliarios, se cuenta con la ayuda profesional necesaria para todas estas personas que muy urgentemente la necesitan. Se trata de favorecer la independencia individual, mediante una serie de técnicas psicológicas especializadas, que le permiten a cada uno de ellos ser más dueño de sus propios recursos.

Lo ideal es siempre mantener la capacidad como ser humano, de cubrir sus propias necesidades como alimento, higiene, vestido, así como el flujo coherente de ideas expresadas para lograr poseer una comunicación efectiva con sus semejantes. La mayor prioridad con las personas de edad avanzada, es lograr extender sus capacidades durante su vida durante el mayor tiempo posible.