Las despedidas en Salou, únicas y divertidas

Una despedida en el Caribe supone mucho tiempo disponible y por supuesto una inversión muy importante. La mejor opción es optar por quedarse más cerca y en España tenemos ciudades perfectas para la fiesta y la diversión, en concreto la costa de Tarragona cuenta con localidades famosas por las vacaciones y por la fiesta, como pueden ser Salou o Sitges.

Si nos tenemos que quedar con una, la recomendación sería, sin lugar a dudas Salou. Esta ciudad lo tiene todo para pasarlo en grande y sobre todo si optas por ella en la época estival. Las despedidas salou son míticas e inolvidables.

Puedes optar por muchas opciones de despedidas, pero nuestra recomendación es que no os quebréis la cabeza organizándolas vosotros mismos. Lo ideal es contar con una empresa especializada en el asunto que lleve años organizando despedidas, de esta forma sabréis por adelantado que la despedida de soltero será todo un éxito.

Qué hacer el día de la despedida de soltero

despedidas salouLas opciones pueden ser muchas, pero habéis oído habla alguna vez del castillo del terror, en Salou se organiza una despedida de soltero en un autentico castillo. Este es decorado especialmente para la ocasión y así como los camareros y animadores se disfrazan para que entréis rápidamente en ambiente.

Desde fuera puede parecer la típica despedida de cena, espectáculo erótico y copas. Pero es algo más, en ella se preparan una serie de juegos para que todos participéis y por supuesto los sustos son su ingrediente fundamental, por ello es el castillo del terror.

La jornada discurre con una copa de bienvenida y unos primeros sustos y juegos para romper el hielo. De allí pasareis a la cena, con platos que por su nombre os echarán para atrás y horrorizarán, pero realmente son muy suculentos. Todo ello regado con los mejores vinos y cervezas. A continuación es el momento del espectáculo, alguna de esas terroríficas chicas que os han servido se desnudará y bailará para vosotros. Es el momento de hacer algunos juegos con el novio y reíros un poco de él. Por último será el momento de la discoteca.