Cintas antideslizantes para escaleras

Espero que no hayas sufrido alguna caída en medio de tu paso por una escalera, de lo contrario, sabrás lo doloroso que puede ser y las complicaciones que trae dependiendo del ángulo en que tu cuerpo tocó el suelo. Normalmente vemos en el borde de los escalones lo que se conocen como cintas antideslizantes, elementos de seguridad por excelencia.

Las caídas por las escaleras pueden causar lesiones realmente graves y en algunos casos hasta la muerte, por ello, es aconsejable que, además de contar con el conocido pasamanos o barandal, también los pies se encuentren resguardados de pisar en superficies estables y seguras.

Su instalación suele ser bastante sencilla y dependiendo del entorno podrá ser de un color en específico o no. Un ejemplo, en fábricas y oficinas se suele usar la cinta amarilla y negra para delimitar escalón y precaución. En centros comerciales suele usarse una presentación más discreta y elegante.

Otro detalle es la altura a la que se colocarán en cada escalón, como sabemos es justo hacia el borde de cada uno donde normalmente pisamos y de hecho donde mayor riesgo corremos de desestabilizar el pie si hemos calculado mal, entonces el equipo enviado para la instalación deberá estar al tanto y realizar un trabajo prolijo y acorde a la expectativa.

Incluso en casa es importante contar con estos elementos, para pasar de una planta a la otra, tanto niños como adultos deben evitar accidentes, por lo que también es válido instalar antideslizantes.

Para el caso del jardín aplica exactamente igual, las escaleras adyacentes deben ofrecer las mejores condiciones para los dueños y sus visitas. Si hay presencia de niños más aún, pues normalmente corren y brincan por todos lados.

Y así en todos aquellos espacios con escaleras, la estética va de la mano con la seguridad, pero la segunda te evita visitas al médico y malos ratos.

Cintas antideslizantes