3 formas de sacar el máximo provecho a los cojines decorativos

Entre las múltiples opciones simples pero efectivas que existen para hacer que tu hogar brille con luz propia, los cojines decorativos se destacan sobremanera debido a que son útiles y a que menudo, cambian el panorama de una manera sorprendente. Como sabemos que muchas veces terminan apilados en un rincón, ahora te traemos algunas recomendaciones sencillas para que aprendas a sacarles el mayor provecho posible. Puedes encontrarlos en http://www.casaytextil.com

cojines decorativosRellénalos de amor

Uno de los mayores errores que cometemos al utilizar cojines decorativos es pensar que cualquier relleno corriente les va bien porque, a diferencia de las almohadas de dormir, estos no están diseñados para ser particularmente cómodos o agradables al tacto. Muy por contrario, lo mejor que puedes hacer con ellos para que no se vuelvan inútiles y estorbosos, es rellenarlos con un buen material que los convierta en pequeñas nubes. Verás que nunca se quedarán sin usar inclusive cuando los tengas en tu salón de estar o en tu terraza al aire libre

Combínalos de una forma atípica

A veces, cuando se trata de elegir sus colores y diseños, pensamos de forma rigurosa y creemos que es preciso elegir exactamente los mismos tonos y patrones de la ropa de cama o del resto de los detalles de la habitación. Lo que esto genera es que, cuando cualquier mínimo detalle cambia, los cojines decorativos quedan fuera de lugar. Para que eso no te ocurra, elige tonos complementarios a los que ya tienes (un verde para combinar con naranja, por ejemplo) así como patrones pequeños en colores neutros para que, si cambias algo en tu espacio, tus cojines sigan poniendo el acento sin romper el conjunto.

Búscales un sitio adecuado

Coloca un lindo baúl a modo de mesa ratona en tu salón o una banca con espacio de almacenamiento para que coloques ahí tus cojines decorativos cuando no estén en uso. Así, en ningún momento estorbarán, no se ensuciarán ni tampoco correrán el riesgo de quedarse semanas apilados en un rincón del cuarto de lavado.