Evitar picar entre horas

Picar entre horas es una de las causas más comunes para no seguir una alimentación sana y equilibrada. Lo habrás oído muchas veces, pero seguro que cuando ha pasado un buen rato desde que has comido la última vez, en ocasiones sientes necesidad por picar algo.

La causa de esta sensación de que “te lo pide el cuerpo”, es que los niveles de glucosa en sangre disminuyen, y tu cerebro lanza señales para que rápidamente ingieras algún alimento rico en azúcares. Como explicaremos más en detalle en nuestro siguiente artículo, esto provoca un alivio momentáneo al sistema nervioso, y esa es la razón de que el deseo sea tan fuerte.

Aquí te damos cuatro consejos sencillos que puedes seguir si quieres evitar la tentación de picar entre horas y que te ayudarán a mantener tu dieta equilibrada:

 

1) Respeta la media mañana y media tarde.

En una dieta equilibrada, verás que aproximadamente comes cada 3 horas. El desayuno, la media mañana, comida, media tarde y la cena son ingestas básicas que debes respetar para mantener tus niveles de glicemia (azúcar en sangre) bien controlados, y que no te suceda lo que comentábamos antes. Si haces como mucha gente y te saltas esas dos, llegarás a la siguiente comida con mucha hambre, y tirarás de lo primero que pilles, en la nevera o en el armario, sin pararte a pensar si es lo mejor. Si practicas deporte, puedes optar por suplementos deportivos, te serán más cómodos y alcanzarás los requisitos diarios.

 

2) No vayas a comprar con hambre, y lleva una lista cerrada.

Un error demasiado común es ir a comprar antes de la hora de comer. Te plantas delante de la estantería de los dulces y los snacks y ya sabes el resto de la historia.

Como alternativa, te recomendamos que vayas a la compra con una lista cerrada. Puedes elaborarla tú, o utilizar la que te dé tu nutricionista, pero hagas lo que hagas, será mucho más fácil seguirla si acudes a la compra después de una de las comidas. Ir después del desayuno, si puedes, es una buena opción porque los supermercados y grandes superficies no suelen estar muy llenos y puedes comprar tranquilamente.

 

3) Ten siempre a mano una botella de agua.

El agua te ayuda a limpiar el organismo y aumenta la saciedad.