Empresas de destrucción de documentos: libera tus espacios

Empresas de destrucción de documentos

Las actividades de toda empresa o incluso de todo proceso productivo suelen dejar residuos, algunos de una naturaleza tal que deben ser archivados o guardados para su uso o consulta posterior y otros que sencillamente deben irse desechando para así evitar desperdiciar espacio en almacenamiento. Las empresas de destrucción de documentos son ideales para ambos casos.

Resulta complicado mantener el orden y la limpieza, sobre todo, si se trabaja  con documentos en físico. Normalmente las empresas prestadoras de algún servicio deben tener en sus archivos algunas planillas que han sido rellenadas por sus clientes, esto asegura una base de datos paralela a los sistemas informáticos y el resguardo de información de importancia.

Pero pasado cierto tiempo, esta documentación puede no ser necesaria o incluso ser registrada en otros recursos, como por ejemplo los virtuales. Es así como es imperioso hacer una revisión periódica de aquello que ya no sirve, y que está ocupando un espacio que bien puede emplearse para una nueva data.

Como se trata de información altamente delicada, probablemente hayan registros de números de teléfonos, direcciones de habitación o correos electrónicos, entre otros; es ideal que la destrucción de todo ello sea hecha de forma cuidadosa y por verdaderos expertos en resguardar su confidencialidad.

De nada sirve que los hayas archivado y guardado bajo llave y solo para el acceso del personal autorizado, si al pasar de los años sencillamente se desechan en grandes bolsas o se entregan a empresas que no garanticen la no divulgación o mal utilización de algún dato allí involucrado.

Es preciso recordar que como empresas, nos vemos en la obligación de solicitar estos datos a nuestros clientes y que en ese momento se nos está confiando algo que no nos pertenece. Por ello, hemos de ser los primeros en dar la garantía de su tratamiento como material clasificado confidencial, hasta que llega el momento de la respectiva destrucción.